Tengo hijos adolescentes

¡Tengo hijos adolescentes y no sé cómo lidiar con ellos!

Es frecuente escuchar a padres y madres referirse con tono angustiado, a las preocupaciones que les genera enfrentar los cambios que se presentan en sus hijos adolescentes.

La transición de sus hijos de la infancia a esta nueva etapa de la vida, representa nuevos retos no solo para los padres; sino también para los hijos.

Algunos padres y madres refieren sentirse ansiosos por no tener claridad absoluta acerca de cómo asumir su rol. Comunicarse con los adolescentes, establecerles límites, mostrarles afecto y conversar acerca de temas como la sexualidad y  el consumo de sustancias psicoactivas (conocidas popularmente como drogas);  son preocupaciones válidas y más frecuentes de lo que muchos se imaginan.

Ante esta incertidumbre   es importante que  reconozcas  la adolescencia;  como otra etapa de la vida  que también genera cambios. En este periodo se combinan transformaciones, físicas, hormonales, psicológicas y sociales que son parte fundamental en el desarrollo de las personas.

Partiendo de los principales cambios que se generan en la adolescencia, es esperable que en ocasiones se presenten momentos de tensión, especialmente en los temas asociados a la búsqueda de independencia, establecimiento de límites, preferencia de los adolescentes por compartir tiempo con los amigos y no con la familia, asignación de responsabilidades etc.

Sí todos estos cambios te generan angustia porque aún no tienes claridad de como asumir tu rol, es importante que canalices esos sentimientos hacia la búsqueda de información y orientación, que te permita acompañar positivamente a sus hijos en esta etapa.

Así como los hijos cambian, los roles paternos y maternos deben ajustarse a las nuevas necesidades. Aunque por su conducta pareciera que los adolescentes quieren mantenerse distantes afectivamente, lo cierto es que ellos anhelan un acercamiento con sus padres y madres que les permita enfrentar los retos de esta etapa, con la certeza que cuentan con adultos significativos que los comprenden y respaldan.

Este aspecto es muy importante, puesto que algunos padres y madres al darse cuenta de que sus hijos empiezan a tomar sus propias decisiones y adquieren más independencia; suelen hacerse a un lado y no asumen un rol activo en el proceso de crianza de los adolescentes.

Estas son algunas de las principales recomendaciones, para acompañar positivamente a sus hijos en esta etapa

  • Trate a su hijo como un individuo único. Reconózcalo como una persona independiente y diferente, de sus hermanos, primos o conocidos. Cada persona es distinta y como tal tiene un valor importante. Evite encasillarlo o compararlo con los demás.
  • Dese la oportunidad de escucharlo y conocerlo. Contrario a lo muchos adultos piensan, los adolescentes tienen mucho que expresar.
  • Si existe alguna situación que le genera inquietud acerca del bienestar de sus hijos, no dude en buscar apoyo. No siempre tenemos la respuesta a todas nuestras preguntas y es mejor pedir ayuda, que luego lamentarse por no haber consultado a tiempo.
  • Conozca las actividades y la rutina de sus hijos. Aunque ahora son más independientes en comparación a cuando eran más pequeños, siempre es importante que tenga conocimiento acerca de los lugares que ellos frecuentan y las personas con las que se relacionan.
  • No olvide fijar límites. La claridad en las reglas dentro de su familia es fundamental, para el desarrollo de los adolescentes y para mejorar la convivencia familiar. Algunos temas, serán más negociables que otros, lo importante es que dichos límites estén acorde a la realidad y a la etapa que viven sus hijos.

La aventura de ser padre y madre, en ocasiones puede tornarse como una montaña rusa de emociones y la verdad este giro en lo que pueda sentir es normal. Todos somos personas dinámicas que cambiamos constantemente y sus hijos no son la excepción.

Sólo recuerda que ellos, aún te necesitan.

 

Menú